Entradas

Mostrando entradas de agosto, 2016

Un encuentro con Diana Uribe

Imagen
De ese día quedaron los recuerdos de la Gran Guerra, los pies cansados, la perdida del almuerzo y la voz sabia de una mujer.  Aquella voz que oía en la radio todos los domingos para escucharla hablar de historias de guerra, civilizaciones y culturas. 


***
La encontré en uno de los pasillos de la Biblioteca Nacional de Colombia, justo en la exposición de la Primera Guerra Mundial. Eran las 10:00 de la mañana, no sonó nada más que mis zapatos cafés, mientras merodeé objetos, manuscritos y periódicos. 

De pronto escuché una voz gruesa e imponente que lo abarcaba todo. Era Diana Uribe, quien caminaba junto a un muchacho, su asistente de investigación. Al espacio también llegó un hombre encargado de guiar la exposición, que al ver a la historiadora explicó el recorrido con discreto tartamudeo. Sin embargo, Diana lo miró atenta, como el estudiante a su profesor.  Seguro ella ya lo sabía todo de sobra, pero las personas inteligentes escuchan siempre con atención.  

Diana con su cabello morado, i…

Bocanadas de Obregón

Imagen

El tercer ojo de una mujer

Imagen
A Marco

Mi pasatiempo siempre ha sido pasar toda una tarde hallando fotografías en blanco y negro, con escenas que aseguren el alumbramiento. Esa es para mí la dicha eterna. Recuerdo muy bien la vez que vi por primera vez esa fotografía, es de una pareja tomándose de las manos en primer plano...se ven las arrugas del pantalón de él y las olas del vestido de ella. Jamás había visto tanta complicidad en una imagen y por eso el 30 de marzo de 2014 escribí:
"La fotografía es el cuerpo del silencio cotidiano"


Ante un fotografía así era mejor guardar silencio, adorarla y luego preguntarse: ¿Cuál es el ojo que estuvo detrás de esta imagen?
Vivian Maire. 1 de febrero de 1926. New York (Estados Unidos) Niñera y fotógrafa aficionada.  Autorretrato:


Alta, pelo corto con sombrero, camisa holgada, ojos parcos, boca sellada y esa cámara, esa misma que lo vio todo y lo descubrió en un solo zarpazo. Porque nadie como Vivian para trasformarse en calle, volver protagonista a la más sencilla acción cot…