miércoles, 26 de agosto de 2015

Eduardo, la voz maravillosa


Tomada por Estefania Almonacid Velosa


         “¡Señoras y señores, amigos y amigas, sean bienvenidos al primer escenario de cultura popular de nuestro país de teatro al aire libre La Media Torta. Tenemos hoy el gusto de presentarles a los mejores artistas!” Así es como Eduardo Corredor presenta todos los fines de semana y desde hace 34 años a los mejores cantantes, bailarines y actores del país y del mundo que han pasado por este lugar desde el año 1938, fecha de su inauguración.   

      Eduardo Corredor llega a La Medita Torta en traje formal y luce gafas oscuras, el escenario está vació y en las escalinatas del público solo se encuentra él que contempla los recuerdos de todos los artistas que ha presentado, están fijos, casi intactos como cuando Piero se subió al escenario cantando Mi viejo y la gente se estremeció; o cuando se presentó el grupo Menudo y las chicas se enloquecieron.

     “Para sacar a Menudo de este escenario fue terrible, las chicas lloraron al punto de la histeria, al escenario cayeron sostenes y cucos, además algunas de las chicas se filtraron y les tocaban a los integrantes del grupo sus partes íntimas, varios de ellos se sintieron violados”, dice riendo este músico, melómano, locutor, periodista e investigador bogotano, además padre de 6 hijos.

Eduardo corredor en las emisoras El Dorado en 1980.
      La voz de Eduardo es afinada y fuerte, por eso hasta un simple saludo lo da con la misma entonación de sus presentaciones, menos mal no se equivocó el día en que teniendo 12 años se prometió ser presentador en esos días maravillosos cuando sus padres lo llevaban a La Media Torta.


       “Cuando  tenía 12 años mi padre y mi madre nos traían a este lugar a ver espectáculos, me fascinó tanto que decidí que quería hacer en la vida. Vivíamos en barrio Fátima y tomábamos el bus que demoraba 45 minutos para llegar a La Media Torta, en ese momento el presentador era Paco Hugueta, él hacía la misma labor que yo hago, formaba público”, cuenta Eduardo que no le gusta que le reconozcan como presentador sino formador de público.

       Pasaron los años y Corredor logró alcanzar el sueño de estar presentado ante miles de personas a los más grandes artistas, era el año de 1981 cuando comenzó todo, además la juventud estaba a flor de piel pues comenzó a trabajar en La Media Torta y al Instituto Distrital de Cultura y Turismo cuando apenas tenía 20 años.

        “Mi madre quería que yo fuera médico, pero a mí nunca me gustó por lo tanto fue una decepción para ella, también estudié música y trabajé con una orquesta que se llamaba el Clan Latino, incluso hice teatro experimental, posteriormente estudié locución y publicidad. Le dije  a mi madre que desde muy pequeño había definido qué quería hacer, eso era lo que me fascinaba”, narra este hombre que se trasforma cuando está en el escenario con micrófono en mano y se entrega al público como un artista.

       ---Eduardo, ¿qué es La Media Torta en su vida?---

      Las escaleras se enfrían, dubitan,  el cielo se vuelvo ceniciento.


Los Melódicos de Venezuela en 1960, en la Media Torta. 

     "La Media Torta para mí ha sido la vida como presentador, formador y como investigador, este lugar ha logrado que yo haga muchísimos amigos, no solamente por parte de los artistas, también del público, por eso para mí es muy gratificante ir por la calle y encontrarme a personas que me dan las gracias por la labor que realizo en La Media Torta", cuenta Corredor quien es un experto en música colombiana. 

         Ahora Eduardo Corredor baja las escalinatas de La Media Torta y mira sus zapatos con nostalgia, señala el resplandor del escenario rememorando todos los festivales que nacieron en el lugar. Suspira y trata de borrar el malestar de la pensión que le rechazaron a pesar de tantos años de trabajo, sin embargo este hombre seguirá alzando su voz el tiempo que le permitan para decir: ¡Señores y señoras, bienvenidos a La Media Torta!


Escrito por Estefania Almonacid Velosa
Agosto 2015





No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada