Entradas

Mostrando entradas de junio, 2014

El destacado de la semana...

Imagen
COLECCIÓN DE TIPOS RAROS



Por Álvaro Burgos Palacios

    ES posible que usted tenga una colección de tipos raros. En la vida nos es dado ver a decenas de personas que por una u otra razón no se parecen al común de los mortales, sino que poseen rasgos sui géneris. 
        Para poner un ejemplo cito a dos personajes memorables en la literatura del boom: los cronopios y las famas. ¿Quién no ha visto a alguien que se aparta de todos los moldes y asume su existencia de manera insólita? ¿Quién no conoce a alguien que lee hasta el amanecer, espicha el tubo de crema dental por otro lado y se engolosina con música como el jazz o los conciertos para órgano de Juan Sebastián? Bueno, ese puede ser un cronopio. 
     En cambio las famas son previsibles. Son personajes de ocho a doce y de dos a seis a los que no asaltan ninguna duda metafísica ni se les hace raro que un violinista camine sobre el tejado.
    Las famas, hombres y mujeres, son previsibles, ordenados, elementales, obvios. Si alguna cosa ex…

A propósito del gran triunfo en los caballos de acero...

Imagen
Premio al ciclista desconocido 


Por Próspero Morales Pradilla

La carrera de "ciclistas", que actualmente se adelantan en el país, debe ser algo muy divertido desde el punto de vista radiofónico, porque miles de radio-oyentes prefieren esta clase de programas a las audiciones de música. En tiendas, hogares y peluquerías. La Vuelta  a Colombia es una de las más emocionantes pruebas de resistencia auditiva. Terminada "la etapa", como dicen los aficionados para referirse a un trayecto, viene el descanso, que consiste en leer las informaciones periodísticas relativas al desarrollo de la competencia. Luego, discuten con el vecino las incidencias del día y a la hora de dormir, se dedican a los sueños ciclísticos. 
      Naturalmente, tan ardua labor apenas refleja los tremendos esfuerzos de cada "rutero". Aun cuando el radio-oyente queda vencido por la fatiga, no logra medir el coraje de los competidores. Estos jóvenes, alucinados por la gloria deportiva, no solo e…