Entradas

Mostrando entradas de diciembre, 2014

Soy zurdo, a mucho honor...

Imagen
Por Óscar Collazos

 Soy un zurdo contrariado. En mis primeros años de escuela me obligaron a escribir con la derecha. Y lo hicieron a punta de golpes con el filo metálico de la regla cada vez que cogía el lápiz con la izquierda. La letra con sangre entra ---decía uno de los más inhumanos mandamientos de la pedagogía de entonces---. Me volvieron diestro, pues se pensaba que ser zurdo era lo peor que le podía ocurrir a un futuro hombre de bien.
        Me volvieron diestro en la escritura pero no pudieron controlar el resto de mi sistema nervioso. Era y soy zurdo para todo, para los deportes, para los puñetazos de barriada, para orientarme. Creo que sigo actuando como zurdo en toda actividad que reclame esfuerzos musculares, incluida la cama y la mesa: cambio la distribución de los cubiertos y paso el cuchillo a la izquierda; pido que el cuerpo femenino acepte mi condición de zurdo, porque así se requiere menor esfuerzo gimnástico y se consigue mayor eficiencia amatoria. Los diestros que …