Entradas

Mostrando entradas de julio, 2013

El destacado de la semana...

Imagen
ESTÁ PARA LA FIRMA


Por Germán Arciniegas 
    Cuando recibo una carta, invariablemente pienso en contestarla. Pero no es que no lo pienso así no más. Yo medito la respuesta hasta en sus detalles más íntimos. Peso cada palabra para resolver, por ejemplo cuál ha de ser el tratamiento más adecuado: si digo muy señor mío, o querido amigo, o, sencillamente, Roberto. Esto último me agrada. Luego escojo los temas que puedan interesar a mi corresponsal, mido los párrafos  firmo unas veces. G. Arciniegas, otras Germán Arciniegas, o si no, G. Esta G simplísima me parece un bello toque de amistad. En fin, que hago una carta perfecta... pero una carta que jamás escribo. Cuando llego a mi escritorio, inconscientemente vuelvo un bodoque el papel que voy a contestar y lo arrojo al cesto. Una semana después tengo tan presentes los detalles de mi respuesta, que dudo entre si la escribí o no la escribí, inclinándome al primero entre estos dos términos de la duda. He aquí por qué mi peor enemigo es mi pro…

El destacado de la semana...

Imagen
LA PARADOJA

Por Alberto Ángel Montoya
    Hay una diametral distancia entre la paradoja y el abusado prurito de hacer frases, más o menos ingeniosas. La paradoja es entre las sintáxicas maneras literarias, la que mejor define y explica, sin tener que ocurrir al análisis, un momento ético, psicológico, social, político ---político sobre todo---. Y es que en la paradoja el análisis va por dentro. Más que leerla, hay que desentrañarla. Esa frase breve, ese contraste negativo que afirma, es al luengo análisis ----para usar la comparación que alguna vez escribí --- lo que el gramo de opio al bosque de amapolas. Desde luego todo esto se refiere a la alta paradoja. El brillo de la paradoja de Oscar Wilde engastó su paradoja en la filigrana del "humor" británico. Le dio un tono de alto mundo. Yo he sido un admirador constante del gran esnob de Dublín, encarcelado en Reading. 
    Pero su paradoja me pareció siempre ---salvo en algunas muy pocas y muy originales excepciones --- una para…