Ir al contenido principal

Entradas

Destacados

Rabias tristes

No solo a mí, a una gran cantidad de gente nos da rabia con aquellas personas que limpian los parabrisas, atacando de atrás, mientras el semáforo está en rojo. Es medio injusta esta rabia que llamo rabia triste o inútil o mal dirigida. Me puse a averiguar entre conocidos por las diferentes rabias tristes que sienten en su diario transitar por las calles de Bogotá. Hay gente que les coge tirria a ciertos mendigos de la ciudad. Algunas veces con cierto fundamento racional, la mayoría de ellas de manera totalmente irracional. A un amigo se le sube la adrenalina con un ciego que pide en la 77 con 7a. Me explica que lo saca de casillas, pues está convencido de que el tipo puede ver. Me asegura que lo vio algún día en el centro de la ciudad, en la plaza de Bolívar, caminando sin bastón y alimentando palomas. Yo por mi parte le sugiero que, para bajarle a la neura, piense más bien que le está dando la moneda no por ciego sino por buen actor.        Hay otro conocido que le tiene bronca a una m…

Entradas más recientes

A bordo del Magdalena

Vida y pasión de una pitonisa

La casa de Gaitán, el silencio inquietante

Vulgar y sentimental historia de la hampona Bárbara Jiménez

Pisar el páramo más hermoso del mundo